Calderas industriales

Muchos procesos industriales requieren de agua caliente a elevadas temperaturas y de vapor de agua a grandes presiones. Habitualmente para conseguir esto la industria viene utilizando combustibles fósiles como el gasóleo C, el propano, el fuel o el gas natural, con precios muy variables y cada día más elevados.

El cambio de equipos para producir agua caliente y vapor mediante biocombustibles como la biomasa se hace cada vez más necesario. Representa una menor dependencia de fuentes energéticas extranjeras -de precio elevado y variable-, además de un considerable ahorro económico. El uso de la biomasa como energía primaria reporta los siguientes beneficios:

  • Genera puestos de trabajo.
  • Evita la dependencia energética del exterior.
  • Tenemos gran excedente de biomasa en nuestro país.
  • Ayuda a evitar los incendios.
  • Disminuye las emisiones nocivas que crean el efecto invernadero.
  • Es limpia y moderna.
  • Ahorro económico. 

precio de los combustibles

Podemos dar satisfacción a todo tipo de planteamientos técnicos con los diferentes sistemas.

Calderas de vapor horizontales tipo piro-tubular, diseñadas especialmente para desperdicios de madera. Con hornos de parrilla fija o móvil.

La fabricación de los equipos se realiza bajo la norma Merkblatt, con el correspondiente certificado CE del fabricante bajo Directiva de Aparatos a Presión 97/23/CE.

El diseño de los equipos, que conforman la instalación, da una gran eficiencia y un bajo consumo. El espacioso cuerpo cilíndrico superior en donde se produce el vapor proporciona una constante generación de vapor seco.

Un completo y cuidadoso aislamiento de la caldera de 100 mm de espesor -también delante y detrás- minimiza las pérdidas de calor.

Sistemas con parrilla refrigerada por agua (sistema revolucionario para plantas de biocombustible).

La refrigeración por agua hace posible usar un amplio rango de diferentes biocombustibles (secos o húmedos) en el mismo horno. De esta forma se utilizará siempre el combustible que esté disponible o el más rentable en cada situación concreta.

La refrigeración por agua permite especificar la temperatura del horno para que coincida con el tipo de biocombustible usado. Podemos aumentar la temperatura del horno con combustible húmedo y reducirla con combustible seco.

Con todo esto no es necesario diferenciar entre tipos de combustibles, se asegura el mínimo impacto ambiental y se elimina la formación de escoria y no menos importante se utiliza completamente todo el calor del agua de refrigeración.

Este tipo de plantas por parrilla refrigerada son flexibles, eficientes y de extrema fiabilidad.

En todos los proyectos, la planta se realiza a medida de las necesidades del cliente.

Si está interesado en una oferta para caldera industrial de biomasa tan solo tiene que descargarse el documento anexo, rellenarlo y remitirlo por correo electrócico a solarsom@solarsom.es, gustosamente le enviaremos oferta de acuerdo a los datos facilitados.

Ficheros adjuntos: