eficiencia

Bienvenidos a Solarsom

 

 

 

                

 

 

 

 

En este sitio podrá encontrar productos y servicios relacionados con la energías renovables, el aprovechamiento y el tratamiento de recursos naturales como el sol, el viento, la biomasa, el agua, los desechos, etc.

Basamos nuestra filosofia de empresa en la conocida regla 3R, una propuesta sobre hábitos de consumo que popularizó en su momento Greenpeace y que consiste en: Reducir en consumo, Reutilizar dando una segunda vida a los objetos y Reciclar, siendo ésta última la más popular.

A estas 3R nosotros pretendemos añadir una 4R, Renovables. Todos estos procesos realizados con energía renovable harán que nuestro país y nuestra economía sea sostenible y competitiva.

Etiquetas: 

Iluminación natural

La luz natural, conocida también como luz diurna o luz del día, es una combinación de toda la luz solar exterior durante el día. Esto incluye la radiación solar directa y la difusa.

Que la luz diurna tiene un efecto psicológico positivo en las personas, es algo reconocido por todo el mundo. De hecho, se dan un mayor número de afecciones relacionadas con la salud mental durante los meses de invierno, en los que disminuye el período de luz diurna.

Se conoce como 'daylighting' a la iluminación de espacios interiores con aperturas -tales como ventanas y tragaluces-, que permiten a la luz diurna penetrar en el edificio. Este tipo de iluminación es la mejor opción para ahorrar energía, evitar efectos adversos en la salud y también por estética.

Además del bienestar personal y la eficiencia energética, está comprobado que la iluminación natural:

  • mejora la productividad personal
  • aumenta las ventas en los comercios
  • incide positivamente en el rendimiento de los estudios
  • reduce el absentismo
  • repercute positivamente en el carácter de las personas
  • reduce los costes de producción
  • reduce el impacto ambiental de los edificios
  • reduce el consumo energético por iluminación hasta en un 90%
  • reduce las horas punta de consumo (entre las 11 y las 16 horas)

 

¿Cuánto ahorrará?

Ejemplo 1 :

4 Fluorescentes F18 W (72 W) en luminaria cuadrada en falso techo, encendidos 8 horas/día, 6 días/semana, 50 semanas/año consumen 172,8 kWh/año de electricidad.

Ejemplo 2:

2 Fluorescentes F 56 W (112 W) en luminaria rectangular tanto en oficinas como en fábricas, encendida 8 horas/día, 6 días/semana, 50 semanas/año consumen 268.8 kWh/año de electricidad.

Ahora multiplique cada ejemplo por el total de luminarias que tiene funcionando en sus instalaciones. Se dará cuenta muy pronto de que puede ahorrar mucho dinero y que la instalación de la Iluminación Natural se amortizará en menos de 2 años.

No dude en contactar con nosotros en solarsom@solarsom.es o al teléfono +34 963 813 461.

Etiquetas: 

Caldera doméstica de biomasa

Las calderas de biomasa tienen carácter renovable, es decir, de aprovechamiento de energías renovables,  para el cumplimiento de las exigencias mínimas del Código Técnico de Edificación (CTE), en viviendas nuevas y en rehabilitaciones con licencia de obra posterior a marzo de 2008,  a cubrir con energías renovables como alternativa a la Energía Solar Térmica.

Debido al constante incremento de los combustibles, Gas Natural, Propano, Butano, Gasóleo C, etc., cada día se hace más necesario plantearnos el cambio a equipos que utilizan la biomasa como combustible para obtener nuestra calefacción y agua caliente sanitaria. En el mismo espacio que ocupa una caldera estándar de gasoil con su depósito se puede disponer de una caldera con un contenedor de aproximadamente 40 días de autonomía, con las mismas prestaciones, las mismas comodidades, pero eso si, sin olores, manchas y pagando entre un 50% y un 60% menos como mínimo en combustibles. 

Dentro de los principales biocombustibles sólidos españoles destacan los orujillos (de aceite y de uva), los huesos de aceituna, las cáscaras de frutos secos (tanto agrícolas, almendra; como forestales, piñón) y por supuesto los residuos de nuestros montes y de las industrias forestales (desde cortezas hasta astillas, pasando por costeros y serrines).

Las calderas domésticas de biomasa están preparadas para utilizar gran parte de estos biocombustibles, por lo que se les denomina calderas policombustibles. Con una caldera de estas características, además de tener un considerable ahorro económico en la adquisición de combustible como se expresa más abajo en la tabla, supone  grandes ventajas medio ambientales como la reducción de gases de efecto invernadero y una mejora socio-económica local tanto por el desarrollo de empresas dedicadas a la fabricación de las calderas como por aquellas otras que se dedican a la valorización de la biomasa.

 


Con diferentes diseños y gran variedad de potencias están especialmente indicadas para sustituir aquellas calderas de gasóleo, fuel, propano, etc que actualmenta dan servicio a:

  • Comunidades de vecinos.
  • Viviendas unifamiliares.
  • Hoteles, hoteles rurales, casas rurales.
  • Polideportivos, gimnasios, centros deportivos.
  • Piscinas climatizadas.
  • Balnearios, spa, 
  • Y en general donde se requiera de ACS y calefacción.

Si está interesado no dude en contactar con nosotros en solarsom@solarsom.es, o bien llame al 963 813 461, le atenderemos gustosamente.

Ficheros adjuntos: 

Etiquetas: 

Refrescamiento por techo

Refrescamiento por techo

El principio utilizado es similar al del suelo radiante, aunque ahora es una superficie fría la que absorbe el calor. Los techos incorporan una trama de tuberías capilares (3.4mm) por las que circula agua fría (14.5 °). Mediante esta técnica se pueden transformar superficies pasivas, como los techos, en superficies de refrigeración.

En un sistema de aire acondicionado típico, el aire se enfría y luego se transporta a la habitación que hay que refrigerar. Se requiere una gran cantidad de aire a baja temperatura. El aire frío absorbe el calor de las superficies calientes, de las personas, animales y equipos de la habitación. Las desventajas de estos sistemas son el alto consumo energético de los equipos, la limitación del confort y los riesgos para la salud. El alto caudal de aire frío, junto con las corrientes que origina, son causa frecuente de enfermedades reumáticas y respiratorias.

El sistema presenta menores costes de operación y de mantenimiento. Los costes de energía también son mucho menores, al requerir una diferencia de temperaturas mínimas en relación con la temperatura ambiente. El sistema de refrescamiento (máquina de absorción) combina muy bien con el aprovechamiento de energías renovables, como la energía solar térmica.

¿Cómo funciona?

El principio es muy simple:

  • Los paneles de tubos capilares están fabricados en polipropileno con una vida media de servicio de más de 50 años.
  • Los paneles, a través de los cuales fluye el agua, están completamente integrados en los techos. El calor es rápidamente disipado por la superficie más fresca del techo.
  • El grosor de los tubos (3.4mm) y la pequeña distancia entre ellos (10 ó 20mm), dota al sistema de unas carácterísticas termodinámicas muy favorables para conducir y disipar el calor por medio de los materiales de construcción.

Etiquetas: 

Suelo radiante

La idea  de la calefacción por suelo radiante no es en absoluto nueva, ya los antiguos romanos hacían circular el aire caliente de sus cocinas por debajo del suelo de sus casas. La energía térmica se acumulaba en el suelo y se transmitía por radiación al aire de la vivienda, calefactando el ambiente de acuerdo con el principio de "pies calientes y cabeza fría".

Así funcionaba el hipocausto:

Hoy en día se consigue el mismo resultado haciendo circular agua caliente a media temperatura, a través de un circuito de tubos de polietileno reticulado (PEX), a unos centímetros por debajo del suelo.

Suelo radiante

Este sistema tiene múltiples ventajas frente a la calefacción con radiadores:

Calor más confortable, higiénico y saludable: el calor se distribuye de forma homogénea por toda la estancia llegando a una altura entre 2 y 3 metros, justo donde se necesita. Como la temperatura de la superficie emisora (el suelo) es baja (inferior a 30 ° C), el ascenso de aire caliente es imperceptible. Una ausencia de movimiento de aire produce menor movimiento de polvo y un entorno más higiénico y saludable.

Incremento del espacio útil de la vivienda: Se trata de un sistema de calefacción invisible. No existen calefactores (radiadores) a la vista, con lo que las posibilidades de decoración de interiores se amplían y los riesgos de golpes y quemaduras desaparecen.

Mayor ahorro y eficiencia en el consumo de energía: su requiere agua caliente a media temperatura (~ 40° C), por lo que no se necesita tanta energía como en los sistemas convencionales de radiadores. Calentamos agua a 40° para mantener la casa a 20°. En un sistema tradicional, quemamos combustible a temperaturas superiores a 800°, para calentar agua a 70 ~ 80° y mantener la casa a 20° C. Utilizar bajas temperaturas también se traduce en unas menores pérdidas de calor. Si además el suelo radiante se combina con un sistema de energía solar térmica, se convierte en la opción más inteligente, tanto desde un punto de vista económico como medioambiental.

Una posibilidad poco conocida, pero no por ello menos interesante, es la climatización de piscinas con suelo radiante.

¿Cómo funciona?

Haciendo circular agua entre 35 y 45°, el suelo se mantiene entre 20 a 28° y el ambiente, entre 18 y 22°. El montaje del suelo radiante se realiza durante la construcción o rehabilitación de la vivienda, una vez terminada la tabiquería, la fontanería, la electricidad y ya se han lucido las paredes.

El tubo de polietileno reticulado PEX es prácticamente indestructible. En instalaciones empotradas en hormigón, cal o yeso, tampoco es atacado por la corrosión. La dilatación térmica del tubo no perjudica al pavimento.

Todos los circuitos de suelo radiante empiezan y terminan en colectores por encima del suelo. El hecho de que no haya empalmes, unido a la alta calidad del tubo, garantiza la ausencia total de averías.

Pídanos un presupuesto sin compromiso.

Etiquetas: 

Subscribe to RSS - eficiencia